¿Qué implica producir el combustible que consume un automóvil todos los días? La gasolina comienza como aceite, muchos metros por debajo de la tierra, en ocasiones hasta 5900. La maquinaria que se utiliza en un pozo para extraer el petróleo, funciona por medio de electricidad y en promedio se necesitan 9960 kilovatios por mes, para hacerla funcionar. Viéndolo de manera práctica, esta energía es suficiente para circular un tesla, modelo tres, por aproximadamente 3 años.

Imaginemos la inmensa cantidad de energía que se requiere para mover los miles de máquinas que existen alrededor del mundo para la extracción de este combustible fósil. ¿Qué pasaría si usáramos esa energía para alimentar autos eléctricos? Sin duda alcanzaría para mover una gran cantidad de vehículos.

El 70% de la energía que queman los combustibles fósiles se desperdicia en forma de calor y solamente el 30% se usa de una manera efectiva. Cuando comparamos esto con el gasto de energía de un vehículo eléctrico, la diferencia salta de inmediato. La energía eléctrica no requiere ser bombeada de las profundidades, tampoco ser refinada y, además, se transfiere a través de líneas, con lo que se disminuyen los niveles de contaminación.

¿Qué es el litio utilizado en las baterías de los vehículos eléctricos? El litio es un metal que se encuentra en zonas desérticos en tres tipos de depósitos: salmuera, pegmatitas y rocas sedimentarias. Además de ser el ingrediente esencial para las baterías eléctricas, también es utilizado por la industria farmacéutica, entre otras, en medicamento para trastornos mentales.

Australia es el mayor productor de litio en el mundo, con una participación del 50% a nivel mundial. Sin embargo, también existen importantes yacimientos en Chile, Argentina, China y el Tíbet. En México el Estado de Sonora cuenta con un generoso yacimiento, incluidos otros estados de la República. 

¿Qué se puede hacer con las baterías de los vehículos eléctricos cuando se gastan? Es posible utilizarlas como almacenamiento de energía para alimentar una casa o un negocio y cuando llegan al final de su vida útil, se le pueden extraer algunos materiales para ser reutilizados.

Parece absurdo utilizar toda esa energía para la extracción y refinación del petróleo, cuando podría destinarse, entre otras cosas, para mover los autos.

Es importante incorporar, cada vez más, el uso de energías limpias en nuestra vida cotidiana. Con ello se contribuirá a revertir el cambio climático y detener el deterioro del planeta.

XrentY “Movilidad que te conecta”