El impacto ambiental que los combustibles fósiles generan en nuestra madre tierra es significativo y preocupante, lo que ha creado una incesante búsqueda de avances tecnológicos para desarrollo sustentable. Los vehículos eléctricos en el mundo están creciendo exponencialmente, debido a los avances en aspectos como la capacidad de las baterías actuales.

Sin embargo, en nuestro país el avance hasta hoy ha sido muy lento, tanto en la introducción de vehículos eléctricos al país como en la poca cantidad de cargadores disponibles en todo el territorio nacional, lo que genera una paradoja del huevo y la gallina. La demanda por estos cargadores ya es mucho mayor que la oferta y no hay señal de que las instituciones gubernamentales quieran dar un paso relevante para que esto cambie.

Con una de las ciudades más contaminadas del mundo, México debería hacer un esfuerzo mucho mayor. Hoy en día la mayor parte de los cargadores existentes siguen consumiendo energía no limpia producida por entes estatales. No hay innovación ni cambio para prevenir la catástrofe climática apocalíptica de la cual estamos al borde de entrar.

Con avances tecnológicos de energías alternativas como paneles solares, mayor capacidad de almacenamiento y durabilidad de baterías, así como tecnologías eólicas. Es inaceptable sigamos haciendo estrategias ambientales reactivas. Se requiere el apoyo de todos los que tienen influencia en estos cambios grandes como gobiernos, empresas mexicanas y extranjeras alrededor del mundo. Todos tenemos que trabajar en hacer los autos de energías limpias accesibles por medios renovables. Solo así se puede erradicar el efecto invernadero y disminuir a tasas manejables la huella de carbono actual del planeta.

El parque vehicular continúa creciendo y contaminando más, la tendencia de adquirir un tercer o cuarto vehículo para poder circular diariamente muestra la ineficacia de estas estrategias tomadas a la ligera. 

La propuesta de XrentY es evitar este incremento en cantidad de autos y parte de nuestra visión es ayudar a crear infraestructura para combatir esta crisis, a la vez haciendo accesibles los autos de energías renovables.