La economía colaborativa son las diferentes formas de intercambio de bienes o servicios basada en plataformas tecnológicas alojadas en la web. Estas formas de intercambio cubren un amplio espectro, desde los casos donde compartimos y colaboramos por el puro placer de hacerlo hasta los casos en que lo único que buscamos es el beneficio económico. Es difícil definir una forma única de intercambio propia de la economía colaborativa, ya que además del objetivo de la relación, existen diferentes maneras de intercambiar o compartir estos bienes, servicios o productos.

Economía del futuro o la siguiente revolución digital

Estas formas de colaboración, trabajo y consumo propiciadas por internet, donde su fuerte desarrollo se da en el siglo 21, trascienden el mero intercambio comercial. Las nuevas tendencias holísticas y de conservación del planeta generan una nueva forma de intercambio y colaboración entre los seres humanos, enfocadas a la Economía local, el emprendimiento, al apoyar a los demás y compartir el conocimiento, siempre pensando en el bien común.

Cómo la tecnología tiene un rol importante 

¿Hasta qué punto transformará la economía colaborativa a los individuos, empresas y a la sociedad en general? Es un poco difícil de prever, sin embargo, las nuevas generaciones ya hoy día están completamente adaptadas a la tecnología, las apps y la compra en línea, lo cual rápidamente está emergiendo de una forma exponencial.

¿Compartir o morir?

Volvemos al trueque con la única diferencia de tener a la tecnología como facilitador, la cual debemos utilizar para optimizar procesos, ahorrar energía, disminuir la contaminación e incrementar el aprovechamiento de los recursos para que nuestra madre tierra también se vea beneficiada, algo que es parte esencial de la colaboración y el intercambio, el que todos y todas nos veamos beneficiados!!!