Desde hace más de 500 años, Xochimilco fue uno de los 5 lagos que conformaban el complejo sistema de lagos del Valle de México, corriendo por sus canales, agua dulce. Hoy, ese imponente lago se ha visto reducido a solamente 180 kilómetros de canales, a consecuencia de la desmedida urbanización.

Sin embargo, los canales de Xochimilco continúan siendo hogar de gran variedad de flora y fauna. Un ejemplo de esas especies, es el ajolote. Pequeño anfibio, endémico de la región, que se ha convertido en uno de los símbolos de la fauna de nuestro país.

Es importante resaltar que esta especie está en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat, contaminación, introducción de peces que compiten o lo depredan, sobreexplotación y captura para alimento, por lo que, a través de programas impulsados por instituciones públicas y privadas, se encuentra protegido para su rescate y conservación.

Todos los años los canales reciben a miles de turistas que están ansiosos por conocer una de las zonas más turísticas y divertidas de la Ciudad de México. Es tradición de los visitantes, rentar una trajinera para surcar las aguas de los canales y disfrutar con familiares y amigos.

A lo largo del trayecto se puede encontrar comida, bebidas e incluso mariachis dispuestos a amenizar el recorrido para vivir una experiencia inolvidable.

En XrentY te invitamos a conocer este mágico y hermoso lugar, recordándote ser cuidadoso y respetuoso con la flora y fauna para que muchas generaciones puedan seguir disfrutando de estas maravillas de la naturaleza.

“XrentY Movilidad  que te conecta”