La zona alrededor del valle de México cuenta con una gran cantidad de pueblos mágicos. La mayoría con especializaciones en ciertos tipos de artesanía, algunos cuero, otros plata, otros en comidas como la barbacoa. Pero a solo una hora de la Ciudad de México encontrarás Metepec, un colorido pueblo especializado en artesanías de barro. Con su relajante ambiente, alto nivel de seguridad, excelente comida y ofertas de artesanía de alta calidad Metepec es el perfecto destino de "escapadita" de la rutina de la Ciudad de México.

Originalmente fundado en 1522 Metepec es un pueblo histórico de tradición, no solo en sus bellos edificios clásicos. Como en su artesanía, una herencia que viene de siglos. En Metepec se hacen los famosos árboles de la vida, barro en forma de árbol con docenas, a veces centenas, de piecitas de barro. Éstos árboles siempre describen una historia con sus pequeños dijes hechos y pintados a mano. Son una excepcional forma de arte y llegan a valer decenas de miles de pesos cada uno.

Metepec también es un pueblo lleno de vida, por ejemplo los tianguis que se llevan a cabo todos los lunes. En el cual hay que detenerse a comer un taco de plaza, o disfrutar de la puesta del sol desde el cerro de los Magueyes y quedarse a pasar un rato agradable escuchando música en los bares y plazas de los alrededores. Otro evento que no te puedes perder si te gusta comer bien son las fiestas patronales, en las que se monta un tianguis enorme en la principal calle del centro. Podrás disfrutar de una gran variedad de comidas tradicionales y un ambiente familiar.

A solo una hora no te puedes perder Metepec, conocelo tú hoy mismo con un auto rentado en XrentY!