Al tomar decisiones sobre mejoras a nuestro hogar es importante considerar su impacto ambiental a corto y largo plazo. Una tendencia de mejora que se ha popularizado es tener paneles solares en nuestros hogares. ¿Pero cúal es la mejor opción? Para tomar esta decisión primero hay que conocer los tipos de paneles disponibles para nuestros hogares.

Existen dos tipos principales de panel solar, los fotovoltaicos que producen electricidad con la luz del sol y los calentadores de agua que circulan agua por ellos para calentarla. Estos últimos han tenido mayor popularidad por su bajo precio, pero aún con este beneficio no son la mejor opción. Es cuestión de comparar los usos de lo que producen; Con electricidad podemos darle energía a nuestros electrodomesticos y a los dispositivos electronicos, que siguen en constante aumento en nuestros hogares. Mientras tanto, los usos del agua caliente son muy limitados.

El costo de paneles solares fotovoltaicos es mayor, pero hay que considerar que no solo disminuyen el recibo de electricidad también pueden eliminar la necesidad de depender de la empresa eléctrica del todo. Comprar un panel calentador de agua es más barato pero a largo plazo una inversión con bajo beneficio. Aparte de esto hay que considerar las implicaciones ambientales, teniendo un panel fotovoltaico podemos cambiar electrodomesticos de gas a electricos. Otro beneficio es que alivian la red energética nacional, lo que permite que las autoridades consideren cambiar la producción de esta a medios renovables. Por esto la mejor opción (si el presupuesto lo permite) son los paneles fotovoltaicos.