En los últimos años hemos "despertado" a la realidad y escala del daño que hemos, y seguimos haciendo al medio ambiente con nuestra forma de vida. El mayor y más evidente para la población es la contaminación del aire. Nuestras grandes ciudades están llenas de humo denso y aparentemente perpetuo. Con esta concientización hemos comenzado a tomar medidas como parar la destrucción de bosques y a plantar árboles nosotros. Pero es esto suficiente para frenar la caída al abismo del cual estamos a punto de entrar?

Es bien sabido que plantar árboles hace que los niveles de CO2, uno de los gases invernaderos que más emitimos, bajen. Ya que estos consumen el mismo para su ciclo de alimentación. Hay quienes creen que con plantar árboles todos sus hábitos de consumo serán "perdonados" o compensados. Pero en recientes estudios se ha mostrado que no existe suficiente superficie para plantar árboles para frenar los efectos que estamos teniendo por todo el CO2 en la atmósfera. Esto es preocupante pero obvio para quien pone atención a nuestros hábitos de consumo. No es suficiente compensar, también ocupamos reducir el daño original.

Pero qué podemos hacer? Comenzando por siempre buscar optimizar la manera que usamos comodidades que generan CO2. En el caso de México un ejemplo que nos olvidamos es la electricidad. Ya que en México más del 70% de la energía proviene de la quema de combustibles fósiles, tenemos que optimizar el uso de esta electricidad. Otra, que XrentY propone disminuir, es la forma en que desechamos automóviles despues de solo 8-12 años de servicio. Que, cabe notar, de estos 12 años solo el equivalente a 43 días completos ese auto se usó.