Cansados de las altas tarifas de los rent a car tradicionales, la poca diversidad y calidad de los vehículos que rentan, decidimos embarcarnos en una nueva aventura a través de los autos compartidos (Car Sharing) y nos fuimos al parque Nacional Yosemite.  Esta modalidad de autos compartidos nos pareció una excelente forma de obtener un auto, sin las filas tradicionales en los rent a car´s y los altos costos en los seguros, ¡fue una excelente experiencia!

Decidimos hacerlo en un auto eléctrico y así aportar nuestro granito de arena respecto a la huella de carbono actual en nuestro planeta.

Las bellezas naturales que nos regala nuestra Madre Tierra, las debemos cuidar tanto para nosotros como para las futuras generaciones.

 Nos adentramos en el viaje y encontramos hermosos paisajes, muchas ardillas, venados y hasta que creen:


Osos ….

 Nos dirigimos al parque y encontramos estos maravillosos árboles llamados SEQUOIAS, ¿sabías que tienen de 1000 a 3000 mil años de vida?, aprendimos de ellos la paciencia, la persistencia y la armonía,  valores necesarios para estas épocas tan aceleradas, llenas de trabajo, trafico y alguno que otro tema no tan agradable.

Es muy importante nos unamos como humanidad, juntos podemos revertir los efectos de la huella de carbono, pero sólo juntos lo podemos lograr, cada quien aportando algo al planeta. Disfrutemos, viajemos, pero hagámoslo en consciencia, reutilizando todo lo que podamos, ya no es necesario comprar todo nuevo, reusemos lo que tenemos, démosle mantenimiento y volvámoslo a usar hasta que del todo ya no sirva, aprovechemos nuestros recursos actuales y vivamos en armonía.

De regreso, disfrutamos de hermosos paisajes y fue un gran viaje en nuestro auto eléctrico.

Francamente, una experiencia inolvidable de armonía, alta tecnología y hermosuras naturales nos tocó vivir.

Nos pusimos de acuerdo con el dueño del auto para poderlo entregar un poco más tarde, no hubo ninguna penalización, la verdad todo fluyó excelente y de manera colaborativa.

Este Tesla S3 nos dió un rendimiento espectacular, estabilidad y toda la experiencia que andábamos buscando!!

¡Viajar es amar y amar es cuidar!